sábado, 1 de junio de 2013

YA QUEDA MENOS


El cuarto dia del desafío comenzó, o más bien siguió, con Miguel subiendo el Somport.  Condiciones invernales una vez más, frio y lluvia para no variar.  Oscar siguió hasta Isaba, subiendo por dos pequeños puertos secundarios que supuestamente estaban cerrados, para terminar en la Pierre San Martín. 
 
Miguel con frio y niebla en el Somport
No sé donde vamos a ir a parar
"Ambiente" de la Pierre San Martin
 
Con la niebla nos perdimos los maravillosos paisajes de esta zona, pero con Toño disfrutamos como enanos!! er pedalear a Oscar es una fiesta!! Estará muerto de cansancio, pero en su cara siempre hay una sonrisa.

En Isaba nos esperaban Josan, Marian, y la familia al completo de Miguel.  Una recepción improvisada que nos puso la alegría en el cuerpo, y fue el empujón para que Miguel siguiera con la siguiente etapa. 170 duros kilómetros bajo la niebla, zigzagueando entre España y Francia pasando por Roncesvalles.

Ojo con las vacas, Miguel!
 
 
Javier, de Inizia Turismo y Medio Ambiente, amigo y colaborador de este proyecto, acompañó a Miguel en el último tramo de su etapa, y a Oscar en el primero de la siguiente, el relevo 15, hasta que la noche cayó en el puerto.


Después, sube-baja rompepiernas constante, perdiendo la cuenta de los puertos que atravesamos, hasta llegar a Oiartzun.
La alegría de ver el mar quedó en un segundo plano, por la nocturnidad y el cansancio acumulado.
A las cuatro de la madrugada llegamos a la autocaravana. Rotos, pero con la alegría de que  lo más duro del desafío ya ha pasado.